jueves, 30 de marzo de 2017

En la muerte de la Infanta Doña Alicia de Borbón Parma


Ha fallecido en Madrid a los 99 años de edad Su Alteza Real la Infanta Doña Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo-Lorena, Duquesa Viuda de Calabria el pasado martes día 28. Nació en Viena el 13 de noviembre de 1917, hija de Elías, Duque de Parma y de la Archiduquesa María Ana de Austria. su padre recibió de Alfonso XIII en 1920 la nacionalidad española junto con el la autorización del uso del título de Príncipe de la Casa de Borbón y el tratamiento de Alteza Real. Era, pues, nieta de Roberto I, último Duque Soberano de Parma y de Federico I, último Duque Soberano de Teschen. Era igualmente sobrina del Emperador Carlos I y de su esposa Zita de Borbón-Parma, de la Reina María Cristina de España y de Javier de Borbón-Parma, quien se convertiría años más tarde en el Jefe de la Dinastía Carlista y en Duque de Parma. Princesa de Parma por nacimiento se convirtió igualmente en Princesa de las Dos Sicilias tras su matrimonio en viena en 1936 con Alfonso de Borbón-Dos Sicilias y Borbón, hijo del Príncipe Carlos de Borbón-Dos sicilias, Conde de Caserta, y de María de las Mercedes de Borbón y Austria, Princesa de Asturias. Alfonso de Borbón-Dos Sicilias fue Infante Primer Heredero desde el momento de nacer hasta el nacimiento de Alfonso de Borbón y Battenberg, primogénito de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Tras este matrimonio Alfonso XIII le concedió el título de Infanta de Gracia. Por este matrimonio se convirtió también en cuñada de los Condes de Barcelona, por ser su marido hermano de padre de María de las Mercedes de Borbón y Orleans. Del matrimonio nacieron tres hijos, la Princesa Teresa María, Duquesa de Salerno, casada con Íñigo Moreno de Arteaga, XII Marqués de Laula y I Marqués de Laserna; el Príncipe Carlos, Duque de Calabria, Conde de Caserta, Infante de España, casado con la Princesa Ana de Orleans, fallecido y que fue el primero en la sucesión de la Corona de España tras los hijos de los Reyes Juan Carlos I y Sofía hasta el nacimiento de la descendendencia de éstos; y la Princesa Inés María, Duquesa de Siracusa, que estuvo casada con Luis Morales y Aguado.


En 1941 la familia puso fin a su exilio y se estableció en Madrid, en la Calle Hermanos Pinzón, pero la Infanta no encontraba su lugar en la ciudad y toda la familia se trasladó a la finca La Toledana, en Retuerta del Bullaque, Ciudad Real, donde Doña Alicia podía disfrutar de su gran pasión cinegética. Igualmente se dedicó a la cría de Teckel y Deutsch Drathaar, razas caninas que ella misma introdujo en España.  Tras el fallecimiento en 1960 del Príncipe Fernando de Borbón-Dos Sicilias su marido el Infante Alfonso reclamó para sí los Derechos sobre la Jefatura de la Casa de las Dos Sicilias, a los que su padre había renunciado para casar con la Princesa de Asturias. Esta reclamación sería contestada por el Príncipe Rainiero de Borbón-Dos Sicilias, dando origen a la doble jefatura de esta Casa. En 1964 fallece su marido y se convierte en Duquesa Viuda de Calabria y Condesa Viuda de Caserta.


Al fallecer a los casi cien años se ha convertido en el miembro de la Casa Real Española más longevo, superando a la Infanta Alicia de Borbón y Borbón-Parma, Princesa de Shönburg-Waldenburg, nacida en 1876 y fallecida en 1975 a los noventa y ocho años de edad. El último acto público en el que la Infanta estuvo presente fue en el entierro de su hijo el Infante Carlos e igualmente asistió a la Ceremonia de Ratificación de la Ley de Abdicación del Rey Don Juan Carlos I en el Palacio Real. Los Reyes, los Reyes Eméritos y miembros de la Familia Real y la Familia del Rey asistieron a la Santa Misa Corpore Insepulto que celebró en la capilla ardiente Monseñor Serafín Sedano, Capellán de la Casa de Su Majestad el Rey. Don Felipe ha dado órdenes de que la Guardia Real velase el cuerpo de la fallecida Infanta así como de que el féretro fuese cubierto con la bandera nacional. La Infanta Alicia ha renunciado a su derecho a ser sepultada en el Panteón de Infantes de El Escorial, donde están sepultados su esposo y su hijo Carlos, y ha preferido que sus restos mortales descansen en el Panteón de los Borbón-Parma en Glashütten (Austria).

Esta Casa y todas sus instituciones dependientes y hermanadas ofrecen públicamente el más profundo pésame a la Real Familia por el fallecimiento de la Infanta Doña Alicia. Descanse en paz tan buena Señora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario